jueves, 20 de agosto de 2015

La Inteligencia Emocional

El concepto de Inteligencia Emocional  ha llegado a prácticamente todos los rincones del mundo a través de programas educativos, en forma de tiras cómicas, juguetes y juegos que dicen contribuir a su desarrollo, entre otras cosas. Por ejemplo: la UNESCO puso en marcha campaña mundial en el año 2002, remitiendo a los ministros de educación de 140 países a declarar los 10 principios básicos imprescindibles para poner en marcha programas de aprendizaje social y emocional.


En el mundo empresarial  la inteligencia emocional se ha convertido en una herramienta invaluable  para comprender la productividad laboral de las personas, el éxito de las empresas, los requerimientos del liderazgo y hasta la prevención de los desastres corporativos. Por todo lo anteriormente expresado la inteligencia emocional ha sido considerada como una de las ideas más revolucionarias e influyentes de la década en el mundo empresarial. Revelando de forma esclarecedora el valor subestimado de la misma. Son muchos los casos donde los CEO son contratados por su capacidad intelectual y su experiencia comercial, pero son despedidos por su falta de inteligencia emocional.


Daniel Goleman ha intentado descubrir cuáles son los factores que determinan las marcadas diferencias que existen, por ejemplo, entre un trabajador “estrella” y cualquier otro ubicado en un punto medio, o entre un psicópata asocial y un líder carismático.  Cabe mencionar que los tests de coeficiente intelectual no arrojaban excesiva luz sobre el desempeño de una persona en sus actividades académicas, profesionales o personales.



Su tesis defiende que, con mucha frecuencia, la diferencia radica en ese conjunto de habilidades que ha llamado “inteligencia emocional”, entre las que destacan el autocontrol, el entusiasmo, la empatía, la perseverancia y la capacidad para motivarse a uno mismo. Si bien una parte de estas habilidades pueden venir configuradas en nuestro equipaje genético, y otras tantas se moldean durante los primeros años de vida, la evidencia respaldada por abundantes investigaciones demuestra que las habilidades emocionales son susceptibles de aprenderse y perfeccionarse a lo largo de la vida, si para ello se utilizan los métodos adecuados.

En pocas palabras, se podría afirmar que la Inteligencia Emocional es la capacidad que tiene un individuo para resolver sus propios problemas.


“Tomado del Libro INTELIGENCIA EMOCIONA – Daniel Goleman”

5 CARACTERÍSTICAS DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL



Te invito a leer otros Artículos de Interés...


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada